vade retro, congresista

Apoyar al gobierno es apoyar a la consolidaciones de las instituciones democráticas 

¿Por qué apoyar a Martín Vizcarra?

5 razones por las que respaldar un proyecto político republicano e institucional 

Publicado: 2019-03-21

1.- Tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski a la presidencia, Martín Vizcarra tuvo que tomar súbitamente las riendas del país. Desde su mensaje a la nación del 28 de julio pasado, se la jugó por un plan de fortalecimiento institucional, a través de profundas reformas políticas y judiciales. 

2.- Estas reformas han venido acompañadas de un respaldo manifiesto al trabajo que la fiscalía y la procuraduría vienen realizando para desactivar las mafias enquistadas en la política y en contra de la corrupción vinculada con la empresa Odebrecht, y otras. En tal sentido, el acuerdo de delación sincera suscrito entre el Estado Peruano y Odebrecht apunta hacia dichos objetivos, y también lo hace la intención, recientemente expresada por OAS, de alcanzar su propio acuerdo de delación sincera con el Estado. 

3.- La mayoría de los políticos que quieren tumbarse el acuerdo con #Odebrecht por considerarlo lesivo para el país, resultan ellos mismos posibles perjudicados por las confesiones de los funcionarios de dicha empresa, o defienden a líderes que podrían ser alcanzados por el brazo de la justicia si continuasen las delaciones, como la de Jorge Barata programada para fines de abril. La verdad, pocas veces se ha visto a los intereses vinculados con la corrupción expresarse abiertamente y con tanto desparpajo. En cambio, hoy resulta sencillo identificar a políticos, periodistas, analistas y magistrados alineados con intereses  adversos al bien común. 

4- El de Vizcarra no un gobierno perfecto, tiene mil errores, pero el Perú no está para gobiernos perfectos. El actual tiene que lidiar con un Congreso básicamente obstruccionista, adverso a las reformas mencionadas, y al avance en la lucha contra la corrupción. Por ello, lo que debemos esperar de este gobierno es, en primer lugar,  que concluya su mandato, y, en el segundo, que avance, todo lo que pueda o se le permita, las reformas emprendidas. Para ello es fundamental que la ciudadanía se siga movilizando como lo hizo la noche del año nuevo 2019, en defensa del equipo anticorrupción de la Fiscalía.  

5.- Este es un gobierno democrático, republicano, que se yergue contra tendencias clientelares y patrimonialistas absolutamente nocivas para la democracia. Al respecto,  el Presidente ha señalado que no tentará la reelección el 2021, aunque 56% de los peruanos aprueban su gestión. Esa postura republicana,  contraria al caudillismo, es encomiable. 

La corrupción peruana es un monstruo grande y feo que tiene casi 500 años enquistado en el Estado. Por ello, más allá de tonalidades grises, es deseable  que el actual gobierno siente las bases del fortalecimiento de las instituciones de la República, las que podrán consolidarse si elegimos bien el 2021, y creo que lo haremos.

Siempre defenderé la democracia, a sus instituciones, y la lucha contra la corrupción. Contará con mi apoyo -si acaso importa- cualquier político que persiga estos objetivos.

twitter: @parodirevoredo


Escrito por

Daniel Parodi Revoredo

Máster en Humanidades por la Universidad Carlos III de Madrid, Historiador e Internacionalista. Docente en Universidad de Lima y PUCP


Publicado en

Palabras Esdrújulas

PALABRAS ESDRUJULAS por Daniel Parodi