el momento del ego

el autor de la nota, posa delante de foto emblemática de HAya de la torre, captada en la universidad popular gonzAles prada de vitarte

Algo que decir sobre el APRA

El PAP ha dejado de ser aprista

Publicado: 2018-08-12

Renuncié al PAP hace algunos meses no porque hubiese dejado de ser aprista sino porque llegué a la conclusión de que era el PAP el que había dejado de serlo. Porque dicha condición no se asocia, sin más, a la militancia sino, principalmente, a la encarnación de una serie de valores políticos y morales, vinculados a la prédica y trayectoria de Haya de la Torre y las dos primeras generaciones de apristas. 

Decir esto me duele, siento que de algún modo les fallo a muchos apristas, más de los que se cree, que también aborrecen lo que está haciendo el alanismo con la obra de un puñado de patricios de la democracia como Haya, Sánchez, Seoane, Meneses, Prialé, Heysen. Lo cierto es que ya no puedo convivir con tantas malas prácticas polítcas, con tanta moña y mañosería. No hay, en las actuales circunstancias, ninguna posibilidad de elegir un candidato municipal legalmente en el PAP, y, la verdad, estoy cansado de tanta maniobra, de tanta carta debajo de la mesa, de tanta jugarreta. (todo esto es mi opinión)

Hoy el Perú vive la disyuntiva de poder reformarse política y judicialmente para ser un país más justo, más limpio y menos corrupto. El APRA, hay que entenderlo, requiere reformas igual de radicales, partiendo de la separación de miles (no decenas, ni cientos), sino de miles de sus miembros alineados con las malas prácticas de su cúpula ilegal, para empezar desde cero, con los más jóvenes, para formarlos, más que en ideología, en valores ciudadanos, porque de allí se comienza.

Como sea que soy básicamente excéptico de que exista algún espacio para dicha posibilidad, y lo digo en mi más profundo respeto hacia quienes todavía luchan, quiero que se entienda que la única relación que actualmente tengo con el APRA es mi admiración y adcripción a los valores políticos y morales de sus primeras generaciones, tanto como las investigaciones académicas que vengo realizando acerca de Haya de la Torre y Rómulo Meneses Medina, ilustre aprista del sur andino, quien viene a ser mi tío abuelo político.

Así que si quieren conversar de la historia del APRA o de Haya, búsquenme, aunque el maestro Hugo Vallenas Málaga sabe mucho más que yo; si quieren conocer los valores con los que se formó aquel movimiento que debió ser latinoamericano puedo aportarles algo. Pero es también hora de dejar claro que no hay nada que me ate al PAP contemporáneo, podré visitar eventualmente alguna de las bases rebeldes al alanismo, a dictar alguna charla, pero mi relación con el Partido Aprista definitivamente ha terminado.

Sé que he renunciado formalmente al PAP hace unos meses, pero sentía la necesidad de decirles esto.

Abrazos cordiales

Daniel Parodi


Escrito por

Daniel Parodi Revoredo

Máster en Humanidades por la Universidad Carlos III de Madrid, Historiador e Internacionalista. Docente en PUCP, Universidad de Lima y UPC


Publicado en

Palabras Esdrújulas

PALABRAS ESDRUJULAS por Daniel Parodi