hasta siempre, Arturo Corcuera

Luis negreiros criado, dirigente sindical aprista, mantiene la línea sindicalista del partido

2017: un año clave para los trabajadores

A propósito del 1ero de mayo

Publicado: 2017-05-01

Desde 1886 en que se gesta el DIA DEL TRABAJO con la conquista de la jornada de las 8 horas, que logró la movilización obrera y el holocausto de los mártires de Chicago, contra el capitalismo salvaje, quedó claro que, para preservar ese derecho, el movimiento de los trabajadores debe conquistar y defender otros del capitalismo en su actual versión neoliberal.  

La clase trabajadora manual e intelectual requiere de la mística, que la tiene de sus mártires y sus gloriosas luchas para sumarle mayor perseverancia al empeño sindicalista y en el imperativo de renovar estrategias ante los acelerados cambios económicos, tecnológicos y sociales que acentúan la fragmentación productiva, a los que la conducción sindical, no ha sabido responder.

Para confrontar con renovadora y justiciera energía e iniciativa el infortunio laboral que sufren millones de trabajadores, debido a la precarización del empleo y los ingresos salariales, a los abusos en la contratación y la subcontratación, al desempleo y subempleo estructurales, al galopante desempleo juvenil, a la discriminación laboral de la mujer trabajadora, a la recurrencia de una dominante informalidad, el movimiento sindical dará batalla, por una Reforma Laboral democrática, moderna y reivindicadora – a conquistarse este año 2017, para lograr que revierta con realismo, pero con justicia dichas inequidades. Y para ello, se debe afirmar La Libertad Sindical.

La LIBERTAD SINDICAL hoy, que es consagrada por los Convenios 087, 098, 151 -de la OIT- la Organización Internacional del Trabajo. La Constitución y leyes del país que reconoce al trabajador y sus organizaciones. Su ejercicio requiere de la actuación del Estado democrático y social –Poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial- guiado por la equidad y firmeza contra los abusos y excesos en que incurren muchos empleadores. La auto reforma sindical, asimismo, es necesaria a la libertad sindical, para desarrollar y expandir, con eficiencia y eficacia la sindicalización y la negociación colectiva.

En cuanto a nuestro país veamos el espíritu de la conquista de las 8 horas con algunos hechos ejemplares. En 1919 se forjó un frente único con una inicial alianza obrero estudiantil, liderado por el joven Haya de la Torre -presidente de la Federación de Estudiantes del Perú- representando con Bruno Bueno de la Fuente y Valentin Quesada a los universitarios. Los trabajadores lo fueron por los anarcosindicalistas Nicolás Gutarra Adalberto Fonken, Carlos Barba; para citar algunos de ellos, que impulsaron la demanda de las 8 horas, con la movilización y el Paro, en Lima y otras ciudades de la costa y el interior del país, asumiendo la dimensión de Paro General.

En medio de la intimidación de la gendarmería, de amenazas de masacrar a los huelguistas, de tensas y arduas negociaciones con el gobierno, durante los días 13, 14 y el 15 de enero, se logró, la conquista de las ocho horas, cuyo respectivo decreto supremo, en el segundo gobierno de José Pardo, le fue entregado a Víctor Raúl, con lo cual se levantó el Paro.

haya de la torre y la federación obrera de lima, fundada tras la jornada de las 8 horas

Las movilizaciones que se constituyeron en antecedentes de este histórico objetivo fueron: panaderos 1905 que plantea, por primera vez, la demanda de las 8 horas; y siguen con sendas huelgas en 1906 trabajadores azucareros, en particular de Chicama y Santa Catalina, 1908 portuarios y marítimos, 1910 mineros del centro, 1912 los portuarios del Muelle Dársena del Callao y “la famosa huelga”, conducidos por su líder Fernando Vera, y que culmina en 1913 con el logro para el primer puerto, de las ocho horas, 1918 la Federación Obrera Local y 1919 huelga de los textiles y otros que supieron resistir y repeler las represalias del gobierno y los patronos.

Un día después se fundó la Federación de Trabajadores en Tejidos del Perú.

El Primero de mayo de 1944 se unificó la clase trabajadora que representaba de un lado la CTP y de otro la CGTP. La CTP unificada logró en cerca de dos décadas importantes conquistas laborales. Principalmente, se elevaron la sindicalización y la negociación colectiva, Se multiplicaron el número de sindicatos y de convenios colectivos, gestaron beneficiosas leyes laborales, con importantes movilizaciones y eficaz uso de la huelga, otro instrumento fundamental, para vencer inequidades y tozudas oposiciones a los legítimos intereses y derechos de los trabajadores. Dichos niveles o porcentajes que alcanzaron las mencionadas instituciones de la Libertad Sindical, han decrecido en los últimos 40 años, en que se fragmentó el propósito unificador, en siete centrales nacionales sin ventajas para el movimiento sindicalista.

Estas son algunas otras preocupaciones: En el Perú se impuso en los años 1990 una flexibilización y desregulación laboral, a la que aludimos al comienzo, señalando sus males, la misma que, se impuso eliminando o menoscabando derechos conquistados por leyes y convenios colectivos, por acción o gestión de trabajadores. Tampoco benefició el sistema laboral que generaba con la necesidad y propósito de incorporar tecnologías que permitieran sostener y elevar niveles de productividad, que vemos hoy, en otros países, hacen posible reducir la jornada laboral, dar salarios y pensiones justas, reconocer derechos a los trabajadores.

Este es un fundamento que tiene en cuenta la propuesta de una democrática Reforma Laboral por una ley general de trabajo, y de un anticipado cuestionamiento a una que podría ser, “contra reforma”, de corte neoliberal con recorte de derechos y beneficios cuyos cambios se avistan el próximo julio. Lo mismo nos preocupan otros anuncios de voceros del gobierno sobre pensiones que son de hambre o los sistemas pensionales dominados por la incertidumbre y el sistema de salud con visibles señales de penuria.

Sobre la ley de negociación colectiva de los trabajadores del Estado, que ya demora y los perjudica, para este y el siguiente año, sin que se discuta y apruebe que deberá hacerse con la participación de ellos y sus organizaciones. Y permitirles, de este modo, garantizar sus derechos y mejoras salariales sin inconstitucionales limitaciones. Debe cumplirse a cabalidad la respectiva Sentencia del Tribunal Constitucional.

negreiros denuncia nueva oleada de leyes laborales neoliberales

Este Primero de mayo, esperamos del gobierno aclaraciones y afirmación. Y de los trabajadores y sus organizaciones, reflexión y reafirmación en su causa de justicia.

Luis Negreiros Criado


Escrito por

Daniel Parodi Revoredo

Máster en Humanidades por la Universidad Carlos III de Madrid, Historiador e Internacionalista. Docente en PUCP, Universidad de Lima y UPC


Publicado en

Palabras Esdrújulas

PALABRAS ESDRUJULAS por Daniel Parodi